Carta a mamás y papás

Carta a mamás y papás

Por: Geraldine Norte - Letras de una Pediatra Mamá

Queridas mamás y también papás:

32499367_l.jpg

 

En los últimos años en que la tecnología  ha avanzado exponencialmente un sin número de videos para niños han salido con el fin de enseñar a nuestros hijos múltiples aspectos, hay infinitos videojuegos y consolas, programas televisivos  que hasta se promocionan que son para bebés. Todo esto ha hecho que haya ocurrido un profundo cambio en la sociedad, en las familias, en la educación e influye directamente en el tiempo de ocio de nuestros hijos y en su distribución de "tiempo libre".

 

Jugar sin aparatos electrónicos, no solamente va a divertir a los niños, si no que al jugar están aprendiendo, desarrollando un sin número de habilidades y el simple hecho de jugar  hace que el cerebro "se active". Jugando se estimulan varias hormonas como la serotonina que disminuye el estrés, endorfinas que transmiten felicidad, acetilcolina que mejora la concentración y la dopamina que estimula la actividad física y hace que los músculos reaccionen ante el juego y ayuda  además a  estimular la imaginación.

 

Es obvio que los tiempos han cambiado  y nuestros hijos no se divierten con los  mismos juegos con que lo hacíamos nosotros, pero jugar es una necesidad del ser humano y siempre formará parte de nuestras vidas. Debemos enseñar a nuestros hijos a jugar, los niños buscarán lo que conocen y si juegan más con aparatos electrónicos que al aire libre, eso es lo que buscarán. Se dice que debemos jugar con nuestros hijos por lo menos 20 minutos tres veces a la semana, es decir que en total es una hora a la semana y muchas veces ni lo logramos por el agitado mundo en en que vivimos.

 

Nos sentimos culpables si nuestros hijos nos dicen que están aburridos y los llenamos de actividades y planes para que no "se aburran". Del aburrimiento nacen grandes ideas, grandes beneficios y podrán descansar de la cantidad de estímulos del mundo que los rodea, podrán descubrir sus propios intereses y conocerse a sí mismos.

 

Dejemos que nuestros hijos sueñen, imaginen cosas, jueguen solos y con otros niños, siempre estarán aprendiendo, dejemos que su mente divague de vez en cuando ya que es importante para su desarrollo.  Es necesario el bienestar emocional para que exista un buen funcionamiento mental.

 

El juego trae beneficios incontables, les da oportunidades a nuestros niños para que aprendan quiénes son, para que sepan el alcance de lo que pueden lograr, para que aprendan a relacionarse con los demás y a identificar emociones. Muchas veces nosotros mismos no cooperamos, no dejamos que jueguen bajo la lluvia o que jueguen en los charcos, si sacan todas las ollas de la cocina para hacer un fuerte los regañamos, o si inventan algo que no nos gusta les cortamos la imaginación. Siempre debemos estar pendientes de ellos para prevenir accidentes, pero dejemos que sean quienes son, dejemos que sean niños, no pretendamos que son adultos y controlemos todas sus horas del día, dejemos tiempo para el juego y también para el aburrimiento, los beneficios son tantos que estamos perdiendo el tiempo, aprovechemos ahora que son niños que después el tiempo no regresa y el tiempo  no es renovable y la niñez no vuelve.

 

Saludos,


GN

HEADER-BLOG.png
Importancia del juego en el desarrollo del niño

Importancia del juego en el desarrollo del niño